***** LOS MOLINOS HIDRÁULICOS *****

     El molino era un elemento imprescindible para la elaboración del pan, alimento base, y otros alimentos como la empanada o pegarata, les casadielles, el panchón, la borona, ... para una población que dependía de una agricultura pobre y de autoconsumo. La escanda es una variedad de trigo cultivada en Asturias desde tiempos antiguos debido a su buena adaptabilidad al terreno y a la climatología. También se cultivaba trigo y maiz.

     El molino también desempeñó una función social como centro de la cultura popular, ya que gran parte de las relaciones entre vecinos y especialmente en el mundo del cortejo amoroso giraban alrededor suyo, dependiendo del sistema de propiedad, del área de influencia del molino y de que los trabajos se realizasen de día o de noche.

Molín de Os Texois (Taramundi)

Molín de Os Texois (Taramundi)

 

     En Murias estaban situados a la vera del Río Molín, actualmente pueden verse las ruinas de 4 molinos y de 1 batán. El Río Molín es un afluente del Río Negro y estas ruinas están dentro de la Ruta de Les Fuentes que recorre todo el Valle del Río Negro.

 

     En el Concejo de Aller se han restaurado 3 molinos:

Molín de Cú (Santibanes de Murias)

Molín de la Ermita (Felechosa)

 

     Los Molinos Hidráulicos aparecen antes de la Edad Media aprovechando el curso de los ríos y arroyos para su instalación. Entre los molinos de agua podemos distinguir 2 tipos: los de rueda horizontal y los de rueda vertical.

     Los Molinos de rueda horizontal son los primeros molinos hidráulicos utilizados porque son los más sencillos, tanto de montaje como de mantenimiento y de infraestructura. Estaban formados por un eje con una serie de paletas o cazoletas en su extremo inferior, impulsadas por el agua, que va unido a la rueda móvil por el otro extremo. Así mueven las muelas o piedras del molino para moler el grano.

     Los Molinos de rueda vertical, según sea la entrada de agua que mueva la rueda podemos distinguir 2 tipos: de carga superior o de carga inferior.

     El Molino de rueda vertical de carga superior se da en aquellos lugares en los que el caudal de agua no es muy abundante. El chorro de agua incide desde un canal superior de madera y va llenando unos cajones o cangilones o caxilones, con lo que la rueda vertical se desequilibra y comienza a girar. Mediante un eje y una serie de engranajes se transmite el movimiento a la piedra del molino para que muela el grano.

     El Molino de rueda vertical de carga inferior se encuentra en ríos caudalosos y sin grandes variaciones de nivel. La rueda vertical es impulsada por su parte inferior con la fuerza de la corriente del río.

     Con los Molinos de rueda vertical se conseguía, para un mismo consumo de agua, mayor potencia y capacidad de molienda que en los Molinos de rueda horizontal. La construcción de estos molinos era mucho más compleja y costosa, por lo que sólo tenía capacidad para hacer frente a los gastos ocasionados la nobleza y el clero, los cuales, así se hacían con el control de una industria de vital importancia.

Rueda Vertical

Rueda Horizontal

 

Funcionamiento del Molino

     Se vacía el grano en la Tolva y baja hasta la canaleta que es el distribuidor, según la inclinemos, más o menos, así caerá más o menos grano.

     El grano cae en el ojo del molino y pasa entre las piedras a través de unos canales rebajados en las mismas, llamados "rayas", dónde será triturado y sale molido hacia el exterior de las piedras.

     Al estar las piedras protegidas por el tambor, queda retenida saliendo al exterior por un pequeño canal abierto en el frente del mismo que dirige la harina y el salvado triturados hacia la cemedora.

     La cemedora consta de una caja de madera cuya parte inferior tiene una tela metálica muy fina. La harina cae hacia la parte inferior y el salvado que no cabe por los orificios se desplaza hacia la parte delantera dónde será recogido, destinándolo normalmente para uso ganadero, aunque actualmente se usa para realizar el pan integral que está muy cotizado.

     (Si queremos que la harina sea integral suprimimos la cemedora y de esta manera irán juntos el salvado y la harina, tal y cómo salen de las piedras del molino).

 

 


***** EL BATÁN *****

 

En Murias, en el Río Molín, están las ruinas del Batán de Ruperta.

     Cuando las telas, colchas o paños tejidos en los telares debían tener una mayor resistencia, o una consistencia más gruesa, por el uso al que iban a ser destinados, se les sometía a una nueva operación denominada: abatanado o enfurtido, realizada en los batanes, ya que las telas de lana eran muy ásperas y toscas.

     El Batán es una máquina de madera movida mediante energía hidráulica y estaba situado en las proximidades de los ríos cuya misión era producir el golpeteo continuo de las telas por medio de mazos o porros.

     Los Batanes se empezaron a utilizar en el Siglo XVII aproximadamente y hasta bien entrado el Siglo XIX se siguió abatanando hasta su desaparición con la llegada de complejos industriales de carácter específicamente textil.

Batán de Os Teixois (Taramundi)

Batán de Os Teixois (Taramundi)

     En un Batán se distinguen 3 partes: el sistema hidráulico, el armazón o estructura y el recipiente o imina.

     El sistema hidráulico está formado por un canal de madera para la conducción del agua, la rueda hidráulica con su eje o árbol de levas. La rueda de unos 2 metros de diámetro va provista de unas 16 palas que giran mediante el impulso del agua y que arrastran en su giro al árbol o eje en el que van intercaladas a 90 grados 2 levas o volvedoras, que son las que hacen subir alternativamente los mazos o porros.

     El armazón está constituido por 4 pies derechos fuertemente anclados en el terreno y un bastidor superior del que penden los mazos de madera de unos 70 a 80 Kg. de peso y que llevan una de las bases oblicuas y escalonadas para facilitar el volteo de las telas.

     El recipiente o imina es una gran pieza de castaño labrada con un hueco en el que tiene lugar el abatanado de los paños depositados en su interior, por la parte superior de la imina discurren unos pequeños canales por los que circula el agua necesaria para la refrigeración de las telas y evitar así que se deterioren por el calentamiento.

     Las telas se colocan en el interior de la imina, dobladas en zig zag y en cantidad de 20 a 30 varas, unos 17 a 20 metros, y se remojan continuamente durante el tiempo del abatanado. Se realizan 3 paradas durante el tiempo que dura la operación, con el fin de cambiar de posición los paños y obtener un abatanado uniforme.

     El proceso del abatanado debía ser vigilado y atendido continuamente por el pisador, con el fin de evitar averías y si éstas ocurrían, repararlas rápidamente, ya que el continuo y desfasado golpeteo de las telas podía deteriorarlas.

     Una vez abatanados, se ponían los paños o telas a secar y se devolvían a las tejedoras que los habían traído a abatanar o enfurtir, si se trataba de mantas después se sometían a un proceso de cardado para secarles el pelo.

     Hasta bien entrado el Siglo XIX se seguían abatanando los paños o telas obtenidos en el telar para obtener el sayal y la estameña. Con el sayal se hacían prendas de uso frecuente como chaquetas, chalecos, faldas, capas, abrigos, monteras, sombreros, ... Con la estameña se hacían los escarpinos.

Bibliografía

Guía turística del Concejo de Aller
Museo de los Molinos de Mazonovo (Taramundi)
Conjunto Etnográfico de Os Teixois (Taramundi)
Internet

Nota: Exposición realizada en el XI Mercáu Tradicional de Murias (2009)